HIPERTENSION

La presión sanguínea es la fuerza que ejerce la sangre circulante sobre las paredes de los vasos sanguíneos: arterias, venas, vasos capilares y arteriola. Y constituye uno de los signos vitales. "la hipertensión arterial puede provocar infartos y hemorragias cerebrales"


Recomendaciones en caso de Hipertensión Arterial

Recomendaciones en caso de Hipertensión Arterial 1. Reducir el peso si está por encima de los valores recomendados(puede calcular su IMC en este App ) 2. Reducir la ingesta de sal, lo cual se lleva a cabo no añadiendo sal a los alimentos, ni en su preparación culinaria ni durante la comida. Los alimentos contienen sal suficiente para cubrir los requerimientos diarios en cloruro sódico. 3. La incorporación de bastantes verduras y frutas a la dieta no sólo disminuye la ingesta de sal, sino que aporta cantidades importantes de potasio, cuyas posibles ventajas se han comentado anteriormente. 4. La disminución de productos animales no sólo ayuda a una menor ingesta de sal, sino también de grasa, concretamente saturada, que también parece estar relacionada con la elevación de la presión arterial. 5. Aunque no se tienen pruebas suficientes respecto a las recomendaciones de ingesta de calcio, se aconseja que todos los individuos hipertensos, especialmente las mujeres posmenopáusicas, reciban por lo menos las ingestas recomendadas. 6. Practicar de modo habitual una actividad física, de acuerdo con la situación fisiológica y patológica de cada individuo. 7. Evitar el consumo de alcohol.


Sal e Hipertensión

Relación entre consumo de sal e hipertensión arterial Una de las primeras recomendaciones médicas para las personas con presión arterial elevada es reducir el consumo de sal en su dieta. Durante años, los científicos han tratado de desentrañar la causa exacta de la llamada hipertensión inducida por sal y parece ser que investigadores de la Universidad McGill en Montreal, Canadá, han encontrado la respuesta. El consumo excesivo de sal interfiere con un mecanismo de seguridad natural del cerebro que impide que la presión arterial se eleve, es decir, desregula un circuito del hipotálamo y hace que se libere una cantidad excesiva de una hormona antiduirética (la vasopresina) lo que resulta en un aumento de la presión sanguínea o hipertensión, según un estudio publicado en la revista Neuron.


Potasio es bueno para la Hipertensión

Sabemos que cuando existe presión arterial elevada es fundamental controlar la ingesta de sodio, sin embargo, si tienes hipertensión arterial, no descuides la ingesta de potasio, un mineral que se encuentra estrechamente vinculado a la función del sodio en el organismo. Potasio y sodio cumplen funciones complementarias, por eso, un déficit de potasio asociado a un exceso de sodio puede dar lugar a hipertensión arterial. El consumo elevado de sodio se asocia a mayor presión arterial, mientras que el consumo elevado de potasio se asocia a hipotensión arterial, debido a que éste último mineral interviene en la excreción urinaria de sodio, por lo que un déficit en su ingesta favorece la retención de sodio en el organismo y conduce así, al incremento de la presión sanguínea. Al retener sodio también se elimina más potasio, lo cual acentúa el cuadro, por ello si tienes hipertensión arterial, no descuides el consumo de potasio, que debe ser de 3500 mg por día o más para prevenir presión arterial elevada. Cabe aclarar que el potasio ingerido en estas cantidades previene la hipertensión inducida por elevado consumo de sodio, y el déficit de potasio favorece el desarrollo de la enfermedad sólo si se lleva una dieta con alto contenido en sodio, algo que en la actualidad es muy frecuente.


Consejos para la hipertensión arterial

La tensión arterial debe estar estabilizada por debajo de 140/90. La medicación es sólo una parte del tratamiento de la hipertensión, es por ello importante que el paciente debe saber mas de su enfermedad y mejores sus hábitos de vida. A continuación consejos prácticos recomendados por el gremio medico. Consejos para la hipertensión arterial 1. Reduce el peso corporal: generalmente la hipertensión está asociada al sobrepeso. 2. Reduce el consumo de sal a menos de 3 gramos al día y de productos precocinados o en conserva. 3. Realiza ejercicio físico, preferentemente pasear, correr moderadamente, nadar o ir en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de 3 veces por semana. 4. Reduce, y si puedes elimina, el consumo de café. 5. Consume alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras. 6. No fume Leer mas: http://www.hacerfamilia.com/salud/noticia-consejos-hipertension-arterial-20150326151718.html